Adiós tarjetas de crédito, ¡Hola billeteras electrónicas!

La tecnología evoluciona y son cada vez más los avances que nos simplifican las tareas del día a día. En el pasado, salir a comer con amigos podía convertirse en un dolor de cabeza; el tener que contar el dinero o decir “paga que yo luego te transfiero” convertía un proceso que hoy en día puede ser tan sencillo, en uno lento e incómodo.